Viajar de México a Rusia para la Copa del Mundo 2018 es una de las experiencias inolvidables de la vida, más allá de poder ver a El Tri